Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 noviembre 2008

Yo también soy una kincona ^^

Leo esta mañana en El País:

“Dice José Antonio Bayona, el director de El Orfanato, que kincón es “cuando soñamos con esa persona amada que no nos ha correspondido”. En Vitrubio aseguran que es “aquél que ha quedado prendado de un amor imposible”. Hasta el momento, cerca de 2.400 personas han respaldado la propuesta en la página web en algo más de un mes. Es posible que sean ellas las únicas que conozcan la acepción de la palabra. En la agencia lo niegan. “Ha trascendido el producto”, dice López, “el otro día una amiga le decía a otra: ‘eres la más kincona’, porque se había enamorado de un cura que además era gay”.”

Es increíble la magia del lenguaje. ¡Me encanta esta nueva propuesta!

Por cierto, no os perdáis los vídeos, no tienen despercidio.

kincon2

Read Full Post »

You’re an apple in the weeds.

P.D.: el video es de Radar Bros

Read Full Post »

Citas (I)

“Will Rogers dijo una vez que el sentido común no es necesariamente una práctica común. [Quizás lo que he dicho esta tarde parece tener sentido común. Creo que en muchos aspectos lo tiene.] Sin embargo, la realidad es que lo que por sentido común tiene que ver con la investigación de las estrategias para el aprendizaje de lenguas no es práctica común entre los investigadores y los profesores.”

Más en el documento de Neil J. Anderson

Read Full Post »

Narigón, Daniel Melingo

Read Full Post »

Sobre la traducción

caligrama-de-guillaume-apollinaire2

Dice el escritor y traductor Justo Navarro en el País:

“No creo que ningún traductor quede absolutamente contento de su traducción. Uno quiere olvidar la traducción terminada, pero se ve condenado a recordarla cuando se le ocurren soluciones que no vio mientras estaba traduciendo. Se traduce lo ya traducido, no sólo porque las traducciones parezcan imperfectas, o envejezcan, y las palabras cambien con el tiempo, como las personas, sino porque las traducciones son parte esencial de la literatura de una lengua, y piden ser renovadas como las tradiciones y los lenguajes literarios.”

Reconozco que no me gusta traducir (y en parte, solo en parte, tampoco la traducción), pero mentiría si dijera que no me siento identificada con las palabras de Justo Navarro. Creo que, pese a ser licenciada, no disfruto traduciendo porque soy demasiado consciente de la enorme importancia que supone hacerlo.

Más al respecto en:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/traduccion/fin/elpepicul/20081107elpepicul_2/Tes

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Mano/mano/Shakespeare/elpepucul/20081107elpepicul_1/Tes

P.D.: el dibujo es el  Caligrama de Guíllaume Apollinaire.

Read Full Post »

Repasando el periódico de ayer, me ha llamado la atención lo cierto de un par de opiniones respecto a la muerte:

Arcadi Espada: “La sociedad actual está marcada por el Dios ha muerto. Ya no se cree en la vida eterna, ha habido un cambio en la relación del hombre con la muerte, un cambio de paradigma, que es el no saber. Existe la conciencia de unos límites de la vida, que es ésta, y de que en esta vida no tenemos que hacer todo. El destino del hombre está en el presente y la inmortalidad atañe a la ciencia”.

Eduardo Punset: “La muerte es el subproducto del amor entre dos organismos distintos que se fusionan para sobrevivir. La clonación humana garantizaría la inmortalidad, siempre que fuera una clonación perfecta, que hoy no lo es. Estamos hechos de átomos eternos, células que mueren y otras, como las células reproductoras, que, si se ponen en el cultivo apropiado, son inmortales. La pregunta que habría que hacerse es ‘¿que se muere cuando uno se muere?’ “.

Fernando Argenta: “Fue probablemente Gustav Mahler el compositor más habituado a la muerte. La causa fue que murieron casi todos sus hermanos. Tenía un carácter un tanto morboso con la muerte, pero con miedo. Esto se reflejaba muy bien en su música, que es como una especie de lucha de la serenidad con la tragedia de la muerte. Creo que el hombre no ha tenido en absoluto una evolución con respecto a la idea de la muerte. En general, el hombre no ha asimilado que la vida es un proceso”.

Read Full Post »

“Me aparté, me entretuve leyendo una especie de adivinanza en una tumba cercana de 1914: “Cuantos hablan de mí no me conocen”, decía a lo largo de sus diez líneas corta (pero eran prosa), “y al hablar me calumnian; los que me conocen callan, y al callar no me defienden; así, todos me maldicen hasta que me encuentran, mas al encontrarme descansan, y a mí me salvan, aunque yo nunca descanso”. Lo leí varias veces hasta que comprendí que no era el muerto quien hablaba (‘León Suárez Alday 1890-1914’, rezaba la inscripción, un joven), sino la muerte misma, una extraña muerte que se quejaba de su mala fama y desconocimiento entre los vivos tan lenguaraces, una muerte que se resentía de la maledicencia y quería salvarse: cansada, más bien amigable y al fin conforme.”


Read Full Post »